CLARETIANOS EN EL PAÍS DEL SOL NACIENTE

Jordi Franquesa, cmf



Un sencillo resumen histórico de nuestros 50 años de caminar por los mundos asiáticos orientales no es una labor, aunque grata, tan fácil de redactar.

En pocos años, se han vivido acontecimientos que requieren un reposo de sentimientos y de contrastes, difíciles de coordinar. Con todo intentaré hacer un esbozo de lo que han sido los 50 años de laboreo en la viña del Señor.

 

 

PRIMERA PARTE: ALBORES DE JUVENTUD: LA COMUNIDAD-1950-1954 

La Congregación busca nuevos campos de trabajo misionero, como una respuesta urgente a la Iglesia misionera. El Rdmo. P. General,  Pedro Schweiger propuso en el Consejo de Marzo la fundación en el Japón. Acariciada esta propuesta por ser el Japón la primera nación que se consagró, en 1844, al Corazón de María y renovada en 1945, al finalizar la guerra

El celoso Pastor de Osaka, Pablo Taguchi, obispo,  conocía los Claretianos, por haber sido discípulo del P. Maroto y del P. Larraona, profesores de Derecho Canónico en Roma. Llega a Roma en busca de misioneros para evangelizar a los 8 millones de habitantes que residían en su diócesis. Asiste a la Canonización de nuestro Santo Padre Fundador, el 7 de mayo de 1950.

Se entrevista con el Rmo. P.  General, terminada la ceremonia de la canonización. Acordada en principio, la soñada fundación se abren las puertas del Japón.


FUNDACIÓN: CONVENIO 

El Sr. Obispo, por su parte, busca un lugar propicio para la residencia de los primeros Claretianos. Se piensa que de momento pueden residir en el Seminario diocesano de Okazakibashi, Osaka, hasta encontrar un lugar adecuado.

La Congregación, por su parte, recluta los 6 primeros Misioneros, procedentes de distintos paises, como un signo de universalidad. El primer Claretiano que pisa la tierra del País del Sol Naciente, el 9-IX-1951,  es el P.  Anthony Briskey, de USA. , que misiona en Filipinas. El P.  Romario Jarussi, brasileño, expulsado de China y residente en el convento dominicano de Hong-Kong, llega al Japón el 8-X.  El P.  Mariano González, español,  residente en Filipinas, es el Superior, llega a Tokio el 23-X- y a Osaka el 28-X. Los PP. Pedro De Grandis, argentino, José Galdeano, español, y Gerardo Moreira, brasileño, procedentes de Roma, llegan a Osaka el 29-X. Son los 6 que van a empezar una “GRANDE OBRA”, cuando ha sonado la HORA de Dios, en el Japón.

El P.  Briskey reside, desde el 29-X-en la parroquia de Sekime, cuyo párroco es el prestigioso P Nishimura, Vicario diocesano. Los demás se hospedan en el Seminario diocesano. En la festividad de Todos los Santos, toma posesión el nuevo gobierno local: el P. M. González como Superior y el P.  Jarussi y el P.  Briskey como Consultores 1º y 2º respectivamente.

 

LA CASA MADRE: IMAICHI

El Sr.  Obispo, asesorado por el párroco de Sekime, P.  Nishimura, compra, con sus propios dineros,  el solar y la casa de Imaichi en el distrito de Asahi-ku, colindante con la ciudad de Moriguchi. Con ello, se intenta erigir una parroquia, desmembrada de la de Sekime y de la de Kori.

  Se compran:375. 20 tsubos

               44. 00 tsubos a 5. 500,  total    242. 00. yenes;(1)

              186. 22 tsubos a 4. 500,  total    837. 990 yenes ;

              300. 13 tsubos a 4. 500 total   1. 350. 585 yenes;

               80. 60 tsubos

  Total:       986. 15 equivalente a 3. 747. 37m.

 

El Gobierno General autoriza la adquisición de los terrenos, el 16-XII-51.

 

REFORMAS EN LA CASA

Se encarga al arquitecto Sr.  Ishikawa, José, el acomodar la casa comprada, quien presenta los planos el 31 X-51. Se le piden nuevos planos, presentados el 2-XI. que retocados, según los criterios de todos,  el 7-XI,  quedan aprobados, el 15-XI, por la Comunidad y por el Sr.  Obispo. Se inician las obras el 16-XI, cuyo presupuesto asciende a 1. 200. 000 yenes, sin incluir la sacristía ni el mueblaje de la casa, que en conjunto ha costado un total de 1. 700. 000 yenes. (CI. , p. 11 y p.  21).

Las principales modificaciones hechas son un pozo negro, instalación de timbres, cuarto de baño, retretes y lavatorios comunes.

En el solar de los 44 tsubos había una casa vieja de madera que privaba el sol y la visión, por lo que se derribó posteriormente para construir la ampliación de la nueva casa.

Hay que hacer constar con honda gratitud, la gentileza del Sr.  Obispo en adelantar el dinero de los pagos realizados, préstamos que se devolverán sin interés alguno, a su debido tiempo-(un millón el 9-II:CI. p. 35). Con esta ayuda y los préstamos recibidos de las MM. de Nevers- de Korien -La Superior M. Clotilde Lutinier ofrece 800 mil yenes para pagar los terrenos, el 27-II y que fueron devueltos el 8-III-, y de las MM. de Shin-ai, del Nino Jesús (900 mil yenes, en 9-II:CI, p. 35) de Sekime, se pudieron  realizar todas las compras y las obras emprendidas.

El día 30 de XII-del 1951, los Claretianos se trasladan del Seminario a la casa de Imaichi. Se inaugura el 2-I-52, por el Sr. Obispo, quien bendice el local y la Capilla provisional con carácter de Oratorio público a las 10:00a. m. El P. Superior celebra la misa, ante unas 150 personas. Un coro de niñas canta la Misa De Angelis. El Obispo presenta a los Claretianos en un elogioso coloquio. La bendición del Smo. impartida por el obispo remató la inauguración. Nos acompañan en la comida varias personas,  como el P.  Sasaki, rector del seminario, el P.  Nishimura, párroco de Sekime,  con su Coadjutor el P.  Miyamoto; el Sr. Alvarez, el Sr.  Fujino y el Sr. Ishikawa-arquitecto. (CI. p. 22-25) Estos son los comienzos de nuestra obra.

El Sr.  De Couto ofrece sus servicios, como arquitecto, el 18-I, a quien se le piden los planos de la futura iglesia y del Parvulario. (CI, p. 41) Ya el 23-III, De Couto presenta los planos de la iglesia y del Parvulario. El 1-III, llega la carta en que se concede el permiso de construir la nueva iglesia (CI. p. 79)

El P. De Grandis es nombrado Ministro local, el 11-XI, tomando posesión del cargo el día 20. (CI. , p. 70-71)

El día 27-XI, se devuelve todo el dinero que nos prestó el obispo. Desde hoy todo es propiedad de la Congregación(CI, p. 71). El 15-XII, todo el solar queda tapiado. (CI. , p. 72)

 

ENSANCHE DE LA CASA

El 3-II-53 se inician las obras de ensanche de la casa, En la planta baja dos habitaciones, -para el futuro Parvulario. En el primer piso seis habitaciones, para la Comunidad. Concluídas las obras, el 1-IV, se ocupan las celdas el día 6. (CI. p. 81)

 

LA PARROQUIA

1-LOS LÍMITES: El día 16 de abril, van el P. Superior y el P. Jarussi a Sekime, para tratar de los límites de las dos parroquias. El 22 se reúnen en Kitahama el obispo, los párrocos de Sekime y de Korien y el P. Superior para definir los límites de las tres parroquias. (CI. , p. 82)

2-El 3 de mayo, se erige canónicamente la nueva parroquia de Imaichi. (CI. , p. 84)El día 10 de mayo se bendice la Primera Piedra del templo. (CI. , p. 84) Con rapidez se trabaja en la edificación. Ya el 9 de Diciembre se desmontan los andamios; se colocan los 3 altares , de madera de cerezo, los bancos y los dos confesionarios. (CI. p. 107)

3-El 12 de Diciembre, la intensa labor de preparación, la administración del bautismo de 43 catecúmenos de los grupos de los Padres J. González,  Galdeano y Moreira en el Oratorio público, y a continuación el rezo del rosario, con el canto de nuestra jaculatoria: ”Oh dulce Corazón de María,  sed la salvación mía”, más un fervorín del P.  J. González, forman un programa de vigilia de la gran fiesta. (CI. , p. 107)

4-La inauguración del templo: Los huéspedes

 

CONVENIO DE LA FUNDACION

El documento del Convenio, recibido el 6-VIII-1951, dice así:

Convenio entre la Congregación de Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María y el Reverendísimo Ordinario de Osaka.

Para conseguir más ardorosa y eficazmente el fin de la Congregación de los Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de la Bienaventurada Virgen María de buscar ”la salud de las almas de todo el mundo” (CC. 1, 2) y para organizar más perfectamente las Misiones en el Extremo Oriente confiadas a la misma Congregación por la Santa Sede, el Superior General, con su Consejo, decretó erigir una nueva Fundación en el Japón.

“La nueva Casa Religiosa se regirá según las siguientes normas acordadas con el Excmo.  y Rmo.  Señor Pablo Taguchi,  Obispo de Osaka.

 

Damos nuestra aprobación a las normas predichas:

día 16 de Julio de 1951

Osaka,

Pablo Taguchi,

Obispo de Osaka

Roma,

P. Pedro Schweiger,

CMF. Superior General

 

Este documento de fundación se recibió el día 6-VIII-1951.

 

MINISTERIOS  APOSTÓLICOS

Sorprende los resultados de los trabajos ministeriales de estos inicios. Son el mejor exponente del esfuerzo logrado. Baste este botón de muestra de la casa de Imaichi, en l953:

Bautismos: 78; Confirmaciones: 2; Comuniones: 23. 073; Extremaunción: 3; Funerales: 3;  Sermones-Pláticas: 1202; Visitas a enfermos: 295.

 


CONVENIO DE TERRITORIO MISIONAL

 

TRÁMITES PREVIOS

En principio, no se pensaba en contrato alguno. Pero el Sr. Obispo aconsejó hacer un Contrato para poder recibir ayuda económica de Propaganda Fide. Ya el día 14 de marzo del 52, se empieza a hablar de la necesidad del un Contrato Misional. (CI. p. 38)El 14-V,  viene a Imaichi el obispo para hablar con el P.  Superior acerca de la conveniencia de un Contrato Misional entre la Diócesis y la Congregación. (CI, p. 49)El P.  Superior va al Obispado para cambiar impresiones sobre el contrato. 19-V(CI, p. 50). El P. Briskey va a Tokio para consultar al Sr.  Internuncio, sobre el proyectado contrato-12-XI (CI, p50). El 14, se recibe la carta del P. Briskey en que constaban las observaciones del Sr.  Internuncio. (CI, p. 70)El 15 el P. Superior y el P. Jarussi van al Obispado a entregar los retoques del Contrato. (CI, p. 70)El 27, el Obispo llama al P. Superior para tratar de las modificaciones del contrato, antes presentadas. (CI, p. 71)El 30-XII,  se reúnen el Obispo, el P. Nishimura, el P. Fukuda , el P.  Sasaki, con el P. Superior para ampliar el Territorio Misional del contrato. (CI, p. 73-74)

El 13-I-53, el Obispo llama al P. Superior para concretar las bases de ampliación del Territorio Misional para ser enviado al Rmo. P. General. (CI, p. 75)El 23-II, el P.  Superior va al Obispado para entregar al Sr.  Obispo,  el Contrato aprobado y firmado por el Rmo.  P.  General.

El nombre del Territorio Misional es: ”Distrito Misional de Osaka Oriental”. Las obligaciones contraídas por parte de la Congregación se resumen en:

1- Erección de Parroquias y de Estaciones misionales para evangelizar los habitantes del lugar. Transcurridos 30 años, cada parroquia pasa a la diócesis.

2-Ayuda económica para incrementar el desarrollo misionero.

 

Dentro del Distrito se encuentran varias ciudades importantes, como Moriguchi, con sus 60 mil habitantes. Allí se encuentra la famoso fábrica de la Matsushita o National, con más de 4 mil obreros; Neyagawa, con sus 40 mil habitantes, en donde funciona un Instituto Universitario y el colegio de las MM. de Nevers, con 1600 alumnas; Takatsuki, con su 56 mil habitantes, sede del Castillo del invicto Takayama Ukon,  con su dos Universidades, una de Medicina y otra de Lenguas Extranjeras; Hirakata,  con sus 50 mil habitantes, ”la ciudad de las flores”, con sus 3 universidades,  Gimnasios y Liceos; Ibaraki, cuyos habitantes ascienden a    mil, , en donde se fabrica la cervera de Asahi y una tabacalera, dando ambas trabajo a muchos obreros. Esto sin contar con otras ciudades menos importantes. Los habitantes del Distrito ascienden a 830 mil,  entre los que solo hay unos 70 cristianos

Gracias a dicho Contrato se ha recibido una subvención mensual para desarrollar la labor misionera del Distrito. El Sr.  Obispo nombraba el Superior Eclesiástico, que con sus dos Consejeros y un Ministro, compartían los deberes contraídos. Dicho Superior gozaba de facultades para dispensar de los impedimentos matrimoniales. Con el tiempo, el arzobispo se ha reservado esta facultad. Posteriormente los párrocos gozan de tal privilegio. Generalmente el Superior Eclesiástico era el mismo Superior Mayor de la Congregación-Visitador –Delegado.

A su debido tiempo y lugar, se indicarán las parroquias fundadas en el Distrito confiado a los Claretianos.

 

Ahora empecemos a mencionar la casa de Imaichi.

 

El 31 de diciembre se abre la primera Comunidad claretiana en Imaichi. El Superior es el RP. Mariano González, CMF.

Las bases jurídicas de la Misión Claretiana se consignan en el Contrato entre la Diócesis de Osaka y la Congregación. Se asigna un Territorio Misional, para poder recibir la Asignación de ayuda de Propaganda Fide.

Funcionan, por tanto dos Organismos: el de la Congregación, con la adquisición de los solares de Imaichi, con un Superior y sus dos Consultores y un Ministro. El Organismo de la Misión consta también de un Superior, y de dos Consultores y un Ministro.  Todo un sueno hecho realidad. Tanta energía juvenil se expande no solo en Imaichi, -convertida en parroquia, desprendida de Sekime y de Korien.

El Catecismo a los numerosos grupos, la Eucaristía en el primer piso de la casa, mientras se va construyendo la hermosa iglesia, con su esbelto campanario. alegra y ensancha la esperanza La nueva iglesia atrae y fascina. Cada Misionero se afana en la labor de la viña del Senor.

El nuevo Superior, RP. Jesús González Sarasqueta, cmf. , con su idea-madre de dar a cada misionero una parcela para cultivar la FE de los que buscan a Cristo, abre nuevos surcos. Korien, una comunidad fuerte y rica de fe, es la herencia que nos delega el párroco, P. Hamazaki. Allí el P. De Grandis, como Coadjutor,  y luego como párroco, regará con sudores aquel campo. El P. Jarussi, y, luego el P. Bojacá, serán sus Coadjutores.

Takatsuki, lugar histórico del Cristianismo en los tiempos de Takayama Ukón, será otra parcela en donde varios Claretianos, van a abrir nuevos surcos de evangelización.

Ya en l954, el P. Dussan, el primer párroco, y, siguiendo sus huellas los PP.  Jarussi, Jesús González, Franquesa, Llorente, Montero sembrarán con anhelo e ilusión la semilla de la Fe.

Hirakata, será la tercera meta. El P. Galdeano buscando derramar el agua de la salvación, se instala allí, para abrir un Parvulario, en abril de 1954. La capillita, con un sencillo altar, en una pequeña clase, fueron los comienzos de la presencia de Dios en la ciudad.

 

PERSONALIDAD JURÍDICA CIVIL

Se tramitó debidamente, ante las Autoridades civiles, para poder gozar de los derechos y obligaciones que adquiere dicha personalidad. El primer registro se hizo el 10-2-1953, en Kobe-shi ikuta-ku, Nakayamate-dóri 1chome, 50 banchi no 3, siendo Gobernador civil el Kishida Yukio.

En dicho registro se especifica, en sus 36 apartados, el marco de sus actividades. Creo que el Sr.  Fujino intervino en los trámites legales.

El registro se trasladó a Osaka.  El nombre de dicha personalidad es: ”Katorikku Sei Kuraretian Senkyókai.” El 11-X-1989, se modifica el nombre jurídico: ”Katorikku Kuraretian Senkyókai”.


MIS RECUERDOS

La ilusión de ser misionero del Japón, pasados los primeros ratos de dolor, por el destino, eran gigantescos. Encontré en la Comunidad de Imaichi una vida religiosa modélica. Todos, con los afanes de convertir el Japón, buscaban con celo nuevos catecúmenos, que los Claretianos, P. Jesús González, P. José Galdeano y P. Gerardo Moreira evangelizaban con verdadera solicitud. En Imaichi, El P. De Grandis trabajaba en la parroquia de Korien, con el P. Bojacá.

Mis sudores fueron aprender el japonés, pues desconocía el inglés, del que tenía los imprescindibles rudimentos. Nunca podía aclarar el exacto sentido de las palabras. Me pasaba todo el día estudiando, en mi habitación. El P. Jesús González, Superior, me dio una hora de clase cada mañana, de 9 a 10. Me traducía el vocabulario inglés.

Por la tarde me iba a pasear unos 30 minutos por los alrededores.

Cuando llegó el P.  Márquez , de México, se buscó una casa en Tokio para poder estudiar el japonés, en la escuela de los Franciscanos de Roppongi. El 2-VIII-1954,  fuimos el P. Márquez y yo a estudiar un año de japonés, Residíamos en una casita de Kitami, destinada al Capellán de las Adoratrices de Kitami. Siendo el P.  Márquez el capellán . Yo iba a aprender la manera de catequizar a los niños, en la parroquia vecina de Setagaya. El P. Ogoshi, Vicario General de la archidiócesis de Tokio, era el párroco.  Una de las cosas que me dijo y que se me grabaron en la memoria fue el asunto de las vocaciones japonesas, a saber: Los kókósei, cuando se gradúen, también se gradúan de su vocación. Esta fue mi triste experiencia, como Encargado del Seminario.

Había cerca de casa una escuela media. Unos chicos al verme, me gritaron “americajin”, cogieron piedras y me las lanzaron.  Me escapé corriendo del peligro. Ahora comprendo los resentimientos que albergaban en su corazón, por haber perdido la guerra y podían contemplar con amargor los estragos causados en la ciudad de Osaka. Las ruinas de los edificios pregonaban la crueldad de la guerra.

Un ladrón entró en casa, precisamente mientras estábamos comiendo todos, practicando los Santos Ejercicios en casa. Como era el lector, me quedé a comer, terminada la lectura. Y en acabar,  subí al segundo piso. El ladrón que oyó mis pasos sale del cuarto del P. Moreira, me saluda cortésmente y sale corriendo de casa. Algo extrañado, se lo comunico al P.  Superior, que paseaba en el patio exterior. Todos vieron al ladrón; pensando que era un trabajador. Pero la Providencia evitó el robo, pues en aquellos momentos el P. De Grandis tenía todo el dinero de la Comunidad en su habitación; el P. Moreira tenía el dinero para comprarse el billete de avión para ir al Brasil, y el P. Superior tenía unos pequeños fondos de Propaganda. Aunque revisó las dos últimas habitaciones no encontró los fondos económicos. Fue una experiencia, tal vez la raíz de que el P.  De Grandis tuviera, desde entonces un buen garrote,  junto a la cama de su habitación hasta en sus últimos días.

El rezo del rosario, a las 7 de la noche era un tiempo de reunión de muchos cristianos y paganos. Con el librito de oraciones en romaji, dirigíamos, por turno el rosario, muy concurrido, después del cual, los catecúmenos iban por grupos a escuchar las explicaciones de los Misioneros. Aquellos contactos producía un lazo de intensa amistad espiritual, que hasta hoy perdura en mí. Terminada la catequesis, la comunidad de Imaichi se juntaba, para relajarse de la tensión habida en la clase catequética, intercambiar impresiones y estimularse al duro trabajo misional. En los quince minutos de descanso hasta las preces de la noche, se tomaba un vasito de leche caliente, con alguna galleta. Esto fomentaba la vida comunitaria, cosa que en una Visita Canónica se nos prohibió, como una costumbre no CLARETIANA.

En cuanto a la pobreza, en la comida y bebida, recuerdo que nos partíamos la manzana entre dos en el desayuno, y los domingos, en la comida,  tomábamos un poco de cerveza, una botella grande para todos los presentes en la mesa.

Cuando se recibían donativos de bienhechores, se cantaba una salve, en acción de gracias al Dios Providente y a nuestra Madre.

 

 

MOVIMIENTO Y RESIDENCIA DEL PERSONAL:

 

Puestos de misión:


Entonces, la Comunidad estaba esparcida en cinco lugares, a saber:

1- Imaichi: PP.  Jesús González, P. Carlos Bojacá y Hno. Lavilla.

2- Korien: PP.  De Grandis y Jarussi.

3- Takatasuki: PP.  Luís Dussán y Antonio Briskey.

4- Hirakata: P. Galdeano y Hno. Barañano.

5-Tokio, Kitami: PP. José Márquez y Jorge Franquesa.

En total, 9 Padres y 2 Hnos.

Año de llegada de los diferentes misioneros:


1951: Los 5 Padres que iniciaron la fundación: Mariano González, Antonio Briskey, Pedro De Grandis, José Galdeano y Gerardo Moreira.

 

1952: 13-XI, P. Jesús González, de Filipinas, que suple al P. M. González, como el segundo Superior local.

            5-XI Hno. Lavilla, de España.

            En este año, el P. Mariano González, primer Superior, regresa a Filipinas.

 

1953: 24-I, P. Luís Dussán y P. Carlos Bojacá, de Colombia.            

          17-XI, P. Jorge Franquesa, y Hno. Federico Barañano, de España.

 

1954: 23-V, P. José Márquez, de México.